2024 Scholarship Applications Now Open

Santiago Gomez, recién graduado de Duluth High School, es un talentoso músico y trombonista. Su carrera musical comenzó a los seis años cuando su tío lo introdujo al mundo de la música. Santiago desarrolló rápidamente un amor por el trombón, inspirado y cautivado por el instrumento.

Es originario de Maracaibo, Venezuela, donde su pasión por la música floreció. A los ocho años, comenzó a tomar clases con su primera profesora, María Soto, a quien aprecia profundamente por su guía y apoyo. Al año siguiente, audicionó para la Orquesta Nacional Infantil Simón Bolívar, ensayando con la Orquesta Juvenil Regional Rafael Urdaneta para prepararse. Aunque ocupó el quinto lugar en la audición, no logró un lugar en la orquesta nacional.

Sin desanimarse, Santiago perseveró y audicionó nuevamente al año siguiente, ganando exitosamente un lugar en la Orquesta Infantil Regional del estado Zulia a los diez años. Durante este tiempo, tuvo la oportunidad de interpretar piezas destacadas como el Cuarto Movimiento de Tchaikovsky, “Les toreadors”, “Kanaima” y “El Alma Llanera”.

La dedicación de Santiago a su arte lo llevó a participar en numerosos festivales en toda Venezuela, lo que le permitió conocer algunas de las principales orquestas juveniles del país, reconocidos trombonistas y profesores, varios de los cuales, al ver su talento, se convirtieron en sus maestros y mentores.

En busca de mejores oportunidades, la familia de Santiago emigró a Estados Unidos en 2019 y de inmediato fue presentado a la Fundación Atlanta Music Project, que al ver su pasión por la música le proporcionó un trombón. Se unió a su orquesta y actuó con ellos durante dos años. En el undécimo grado, después de que se levantaron las restricciones de COVID, se unió a la banda de la escuela donde su compromiso y talento brillaron, ascendiendo rápidamente a trombón principal tanto en la banda escolar como en la Banda de Honor del Distrito Gwinnett. Más tarde fue seleccionado para la Banda Sinfónica All-State GMEA 2023 en Georgia.

Además de su dedicación a la música, Santiago participa activamente en el servicio comunitario y el voluntariado. Es miembro activo del Equipo de Adoración de su iglesia y también enseña música a estudiantes de secundaria y primaria, ayudándolos a mejorar sus habilidades y fomentando el amor por la música en ellos.

Como inmigrante, Santiago comprende las luchas y los sueños compartidos por muchos inmigrantes que buscan un futuro mejor. Su deseo de asistir a la universidad está impulsado por su pasión por la música y la oportunidad de ayudar a su familia. Visualiza una vida mejor para su madre, quien ha trabajado incansablemente para mantener a su familia desde que emigraron a Estados Unidos. A través de su carrera profesional en la música, Santiago espera ayudar a sus padres y crear un futuro que satisfaga sus necesidades y cumpla sus sueños.