2024 Scholarship Applications Now Open

Debby Suárez, hija de inmigrantes, creció rodeada de una familia que la cuidó y le inculcó un profundo sentido de orgullo por su herencia mexicana. Su familia ha moldeado profundamente su perspectiva de éxito, dándole a Debby la creencia de que la verdadera riqueza se mide por la riqueza de las relaciones que comparte con su familia.

Los padres de Debby hicieron tremendos sacrificios para emigrar a los Estados Unidos. Su determinación inquebrantable es una gran fuente de inspiración para Debby y acepta su visión de brindarle una vida mejor y oportunidades educativas, considerando que es su responsabilidad cumplir sus sueños. Debby ve la educación como un derecho de nacimiento, especialmente para los hijos de inmigrantes que enfrentan barreras a la educación en su tierra natal. Como hija de padres que nunca completaron la escuela secundaria, Debby es muy consciente de las limitaciones en la educación de las personas de su comunidad. Esta conciencia la impulsa a desafiar y desmantelar este patrón, aspirando a mejorar la vida de su familia y la de los demás a través de la educación.

Durante su tiempo en la escuela secundaria Metro Tech en Phoenix, Arizona, Debby ha sobresalido académicamente, manteniendo un impresionante promedio de calificaciones de 3.9 sobre 4. Ha seguido una carga de cursos desafiante, incluyendo dos años de Cultura, Idioma y Literatura Española Avanzada (AP), así como clases de honor y AP. Su compromiso con la excelencia le ha valido un lugar en la Lista del Decano. Además, Debby ha demostrado pasión por el aprendizaje más allá del aula, participando en cursos como Medicina Deportiva y Educación Infantil Temprana. Ha obtenido certificaciones en OSHA, Manipulación de Alimentos y RCP.

En mayo de 2022, Debby comenzó una pasantía de Liderazgo en Acción en St. Vincent de Paul en Phoenix. Durante su tiempo allí, asumió el rol de gerente y co-creadora del Programa de Aprendizaje de Verano. Lideró a un grupo diverso de más de 35 niños, enseñándoles ajedrez y promoviendo hábitos de cocina saludables. Participó activamente en talleres semanales, ampliando sus conocimientos en temas como inteligencia emocional, personas sin hogar, discapacidad de veteranos, atención de traumas, liderazgo y ética. Su dedicación a esta pasantía implicó comprometer 20 horas semanales, creando un sentido de comunidad y desarrollando sus habilidades de oratoria.

El voluntariado en St. Vincent de Paul ha desempeñado un papel significativo en la vida de Debby, acumulando más de 500 horas de servicio. Ha brindado tutorías a niños de 3 a 17 años, ayudándolos con sus tareas. Además, ha recibido capacitación y calificación para inscribirse en el programa de alimentos del gobierno (TEFAP), mostrando su dedicación para marcar la diferencia en su comunidad.

En cuanto a las actividades extracurriculares, Debby ha asumido un papel activo como Coordinadora Femenina del Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlán. En este cargo, ha organizado una celebración escolar para el Día de la Independencia de México y ha perfeccionado sus habilidades de oratoria en inglés y español. Ha coordinado con éxito eventos de recaudación de fondos, reuniones del club y sesiones informativas, demostrando su creatividad al diseñar carteles, volantes y contenido para redes sociales. Al organizar charlas comunitarias durante la hora del almuerzo, Debby ha creado una plataforma para discusiones importantes.

Además, como presidenta de Educators Rising, Debby ha sido responsable de documentar las actas de las reuniones y mantener una comunicación efectiva entre los oficiales, los miembros y los patrocinadores. Ha participado activamente en las reuniones de la Junta de Educators Rising y ha organizado eventos de recaudación de fondos para diversas causas, incluyendo el Hospital Infantil de Phoenix y campañas de donación de sangre en colaboración con Vitalant.

El camino educativo de Debby se alinea con su pasión por los idiomas y la neurociencia. Tiene la intención de especializarse en Neurociencia y cursar una maestría en Trastornos de la Comunicación, aprovechando sus habilidades bilingües.

Reconociendo el estrés que enfrentan los nuevos inmigrantes en cuanto a la adquisición del lenguaje y la preservación de su idioma nativo, Debby aspira a utilizar su educación para apoyar a los niños de su comunidad en su proceso de aprendizaje del lenguaje. Se imagina trabajando en una organización comunitaria que priorice el cuidado equitativo, el empoderamiento y la compasión. Debby cree firmemente que su título y las experiencias que acumule en el camino contribuirán a la liberación colectiva de los pueblos históricamente oprimidos.

Abrazando el poder transformador de la educación, Debby acepta de todo corazón la responsabilidad de liderar el camino hacia un cambio positivo. Su compromiso inquebrantable con su familia, comunidad y la creación de una sociedad más equitativa la convierte en una persona notable preparada para tener un impacto significativo en el campo de la neurociencia y los trastornos de la comunicación.