¿Necesito un abogado?

Los empleados confían en el sistema de compensación laboral para asegurar los beneficios después de sufrir lesiones en el trabajo. Sin embargo, el proceso de un reclamo por compensación y obtener beneficios no es sencillo. Hay muchos problemas que pueden complicar los casos, incluyendo disputas con los patrones, compañías de seguros, reclamos rechazados, los plazos de tiempo, entre muchos otros.

 

¿Tengo un caso?

Si recientemente sufrió una lesión en el trabajo en Atlanta o en Phoenix, puede estar lleno de preguntas e incertidumbre. Debido a que su trabajo es su sustento, es posible que sienta una tensión financiera además del estrés asociado con su lesión. Afortunadamente, los estados de Georgia y Arizona ofrecen beneficios de compensación para trabajadores a aquellas personas que se lesionan mientras cumplen con sus obligaciones laborales. La Comisión Industrial exige que la mayoría de los empleadores tengan un seguro de compensación para trabajadores. Estas pólizas ofrecen beneficios a los trabajadores cuando se lesionan o sufren daños mientras hacen sus obligaciones laborales. El sistema de compensación de los trabajadores no tiene culpa, lo que significa que no tendrá que demostrar que el descuido de su empleador desempeñó un papel en su lesión. Es probable que tenga un reclamo de beneficios si se aplica lo siguiente: Su empleador tiene un seguro de compensación laboral (o debería, según la ley de Georgia y Arizona) No todos los empleadores están obligados a tener un seguro de compensación para trabajadores, pero la mayoría lo hace, si tiene más de cinco empleados, debe tener cobertura de compensación para trabajadores. Las empresas pueden mostrar un certificado para auto-aseguranza, pero esto generalmente solo se aplica a grandes corporaciones. Si su empleador dice que no puede cobrar los beneficios de compensación para trabajadores porque no están obligados a tener seguro, llámenos lo antes posible.

Usted debe ser un “empleado”

Para tener motivos para un reclamo de compensación laboral, debe ser clasificado como empleado en su empresa. Por ejemplo, los contratistas independientes no son empleados y no tienen los mismos derechos en virtud de la ley de compensación para trabajadores. A veces, las empresas clasifican erróneamente a sus trabajadores como contratistas independientes cuando en realidad son empleados bajo la ley. Esto resalta la necesidad de contratar a un abogado para evaluar su caso. Una enfermedad o lesión profesional no tiene que ser causada directamente por el trabajo; puede ser que una lesión haya sido exacerbada o acelerada. Las lesiones y enfermedades van desde la exposición a sustancias nocivas, dolencias físicas, enfermedades e incluso afecciones mentales o psicológicas. En general, si puede relacionar su enfermedad o lesión con el trabajo, es posible que esté cubierto por la política de compensación para trabajadores de su empresa. A veces, esta distinción puede ser difícil de determinar. Por ejemplo, ¿tiene cobertura cuando se produce una lesión mientras hace mandados para su jefe? ¿O una discapacidad total causada por el trabajo? Los abogados de compensación de trabajadores en Cruz & Associates tienen más de 25 años de experiencia en la ley de compensación de trabajadores. Podemos ayudarlo a comprender sus derechos y estamos comprometidos a ayudarlo a recibir los beneficios que merece conforme a la ley.